ingratitud

Los últimos 3 meses

Los primeros días de Marzo internamos a mi primo Victor Yb – el VIH se convirtió en SIDA.
Días de angustia , tristeza y coraje al verlo perder toda conciencia de la vida.
Todo esto me lleva a expresar el amor a la vida y a la muerte.
A la vida bien vivida, con excesos y días de soledad, con sueños y realidades que son como estrellarte con una pared, al ver que las personas que en algún momento ayudas, te voltean la espalda cínicamente.
Cómo mi prima a la cual le preste dinero para la colegiatura de la sobrina, que por cierto ni continuo la carrera academica pero si inicio la carrera de la vagancia y la conchudez, y que al pedirle el dinero para ayudar a mi primo en fase terminal y a mi tía agotada por el drama, sólo supo decir: “Te recomiendo nunca más vuelvas a prestar dinero a nadie”! Qué falta de cerebro, que es lo mismo que el alma.
Pues no, mi camino es ayudar a la gente. Con gusto y con amor.