Oraciones

Oración a mi misma.

Te pido querida mía que me permitas la vida, el amor y el placer. Prometo amarte, cuidarte y confiar en todo lo que queremos, podemos hacerlo posible!
Te pido que perdamos el miedo para permitirnos sentir y experimentar todo lo que la vida nos ofrece; también te pido que sanemos el dolor y recordemos nuestra vida con alegría y el agradecimiento de lo vivido.
Prometo ser tu mejor compañía, tu sostén, el amor de tu vida y de la mía.
Perdóname por desconfiar de ti, por limitarte, por maltratarte y por no reconocer lo maravillosa que somos tu y yo – querida yo misma.

Oración al Sonido

Oración al Sonido

LA COMUNION MATUTINA CON EL OCEANO COSMICO DE SONIDO.

Madre Sonido.

Yaces relajado en un torrente de montaña, el agua fluye fresca al rededor de ti en una dirección de cabeza a pies.
A ambos lados de la corriente hay bancos de flores y pasto, y en la distamcia arbustos y arboles, tibia luz del sol se filtra a través de las verdes hojas.
Respira profundamente, repitete a ti mismo las palabras “SONIDO, CORRIENTE”, y concéntrate solo en el tranquilizador sonido de cascada de las aguas corrientes de la rápida corriente.
Deja que el sonido penetre tu mente y cuerpo hasta que escuches en tu oído interno la música de las esferas.
Al final de esta comunión di: “Gracias te doy, Madre Tierra, por tus sonidos que sanan mi cuerpo y mi mente y me levantan a la presencia de la eterna e infinita corriente de sonido”.