Nilo

El Río Nilo

El Nilo, el río más largo del mundo – 6700 kms -, nace en el corazón de África y desemboca en el Mar Mediterraneo. Atraviesa Burundi, Uganda, Sudán, Etiopía y Egipto.

Para los egipcios antiguos el Nilo era mucho más que un simple curso de agua.
Se le honraba como a una divinidad. El día en que la crecida alcanzaba su punto máximo constituía el primer día del año egipcio, y se hacían pagar los impuestos a los campesinos en función de la importancia de la inundación.

Los egipcios, volcados por entero en el río, comerciaban poco con los otros países. Únicamente los barcos del faraón se aventuraban en el mar para ir a buscar productos de lujo: oro, incienso, turquesas, maquillaje, esclavos, etc.; pero estos barcos estaban hechos de manera tal que no podían navegar más que con viento de popa y su minúscula quilla los hacía bastante inestables.

Los egipcios, malos marinos de alta mar, fueron incapaces de abrirse a otros pueblos del Mediterráneo. Al pasar el tiempo se vieron conquistados por persas, griegos y romanos.
*** Todos conocemos la famosa historia de Cleopatra, César y Marco Antonio ***

HIMNO AL NILO:
“Salve ¡Oh Nilo! Tú que vienes mansamente a dar la vida a Egipto. Tú calmas la sed de la tierra en todo lugar, dios del grano, señor de los peces, creador del trigo, hacedor de la cebada. Él es quien procura el forraje para el ganado, él quien da las víctimas para sacrificar ante los dioses. Se adueña de los dos países y los graneros se llenan, los almacenes rebosan, los bienes de los pobres se multiplican
Anuncios